/ MODA

9 MAR 2022

LOS TINTES NATURALES Y POR QUÉ SUPONEN VOLVER AL ORIGEN DE TODO

por  Cristina Vila 
The Platform - theplatform.es - tintes naturales figtree
Pieles de cebolla para los colores dorados, huesos de aguacate para unas increíbles tonalidades rosas, piel de granada para amarillos dorados… Son algunos de los elementos más usados para tintar ropa a través del ecoprint o plant print, un procedimiento aparentemente innovador de tintes naturales, pero que lleva poniéndose en práctica desde que el ser humano comenzó a vestirse. Alba Esteva de Figtree y Alina Macías de Taller Silvestre han decidido recuperar esta técnica para contar historias, convirtiendo a la naturaleza en el hilo conductor de su trabajo.
tintes naturales

Taller Silvestre llegó, según Alina, como algo “salvaje e inesperado”, naciente de su afición de buscar belleza en lo cotidiano. Tras un viaje a la costa asturiana, dejó su trabajo como directora de Marketing en una empresa de relojería suiza, cargo que ocupaba desde hacía más de veinte años, y creó Taller Silvestre, con el objetivo de fomentar un estilo de vida sostenible y sencillo. La emprendedora lo define como un encuentro entre el bosque, el mar y los objetos hechos a mano. Un proyecto de artesanía contemporánea que pone en valor el trabajo manual, a través de la venta de piezas únicas para el hogar hechas a mano, y el trabajo con textiles tintados de forma natural.

Algo similar le ocurrió a Alba Esteva con Figtree, cuando tras diez años decidió abandonar Barcelona para asentarse en Ibiza, en medio de la naturaleza y cerca del mar, sus fuentes inagotables de inspiración. Figtree bebe del Mediterráneo para producir colecciones de baño de manera local, ecológica y sostenible, mediante el uso de materiales reciclados como el SEAQUAL, licra fabricada con plástico recogido del mar. Alba admite que lo más sostenible sería no producir, pero también cree que debe aportar belleza al mundo, y tras cuestionarse mucho a sí misma, nació Figtree. Una marca que, como dice la artista, “no solo no contamina, sino que aprovecha, bebe de la belleza misma que nos dan la naturaleza y las materias vivas”.

Respecto al plant print, Alba lo define como “una gran aventura” que comenzó para ella en 2018, cuando colaboró con Julie Bak-Christensen de Marble Matter para lanzar la colección Botanically Dyed Silk, compuesta por kimonos, pañuelos y coleteros de seda italiana tintados de forma totalmente natural. Un proceso lleno de experimentación, parecido a un juego, a través del cual una puede expresarse libremente y dejarse llevar, marcando las formas de las hojas o las huellas de las flores, buscando no solo dar color a las prendas, sino también texturas. “Para mí esto no es solo diseño. Todo lo que hago con tintes botánicos es un hilo conductor, es una herramienta que yo ya considero arte. Cada kimono es un lienzo en blanco, y yo me pongo delante para crear una obra de arte que al final abrazará a alguien”.

Este proceso tan experimental provoca que no exista una pieza igual que otra, que cada una sea única, debido a la gran cantidad de factores que intervienen en el proceso, como la cantidad de luz solar a la que se exponen las telas o el propio pH del agua. Aun así, la artista ha llegado a la conclusión de que tampoco querría hacer dos piezas iguales: “Prefiero seguir haciendo cosas distintas y que cada kimono sea único. Al final, así, cada kimono va a encontrar a su persona y cada persona, a su kimono”.

Desde Taller Silvestre coinciden en que cada baño de tinte y cada color son irrepetibles. Y es que el ecoprint no es un proceso precisamente sencillo. “Es casi como un ritual. Cuando llegan los tejidos hay que acondicionarlos, lavarlos con cuidado y en profundidad, para eliminar residuos que puedan interferir en el tinte. Y todo lo hacemos de manera individual para cada proyecto. Luego, se procede a mordentar o morder la pieza, lo que permite crear un puente entre el tejido y el color, para que este penetre mejor y se fije en las fibras” declara Alina.

Tanto para Figtree como para Taller Silvestre, el concepto de sostenibilidad pasa por la escala a la que producimos. Alina, afirma que de nada sirve trabajar con materiales ecológicos si se sigue produciendo de forma sobredimensionada, e insiste en la importancia de crear prendas de gran durabilidad y calidad, que se puedan reutilizar. Cree, sobre todo, en la necesidad de recuperar el sentido del cuidado: cuidar, reparar y reutilizar.

En el caso de Alba, la sostenibilidad de su proyecto comienza en la propia adquisición de la seda italiana, que proviene de los stocks sobrantes de grandes marcas. Asimismo, sus producciones son muy pequeñas y, además, reivindica el valor de la tradición y de los pequeños negocios locales: “hay una parte que también considero sostenibilidad, que es volver a prácticas o tradiciones que creo que eran más sanas, recuperando técnicas como el tinte natural o el ganchillo. Esa recuperación de tradiciones que se están perdiendo es una forma de sostenibilidad, al igual que el hecho de trabajar con pequeños talleres para mantenerlos vivos y poder aportar localmente a tu zona. Es importante cuidar el entorno, todas esas estructuras. La sostenibilidad es cuestión de cuidarnos los unos a los otros”.

tintes naturales

Los tintes botánicos no son solo una técnica para crear prendas. Son una expresión artística del vínculo inherente que existe entre el ser humano y el medio que lo rodea. Supone volver al origen remoto, a la sencillez de otros tiempos en los que se producía con un propósito. Es recuperar una técnica que toma la belleza de la naturaleza y se la devuelve al mundo a través de la moda.

COMPARTIR EN 

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter